Las fiestas navideñas están a la vuelta de la esquina y eso multiplica los viajes en coche, las visitas y ajetreos en casa, las aglomeraciones… te recordamos qué coberturas de los seguros de hogar y auto te van a ser más útiles durante estas fechas.

El mes de diciembre es uno de los más movidos del año. Entre las compras de regalos, decoraciones y comida para compartir con la familia en las fechas festivas solemos coger más el coche. Sorprendentemente, nuestros domicilios también sufren más percances, y las visitas a ferias, centros comerciales o paseos para ver las luces y las decoraciones de las ciudades pueden ser una fuente inesperada de hurtos y robos.

Además, pese a las fiestas y la alegría que suelen traer, esta época también suele causar mucho estrés por las preparaciones y toda la previsión necesaria para que las cosas salgan perfectas. Es importante tener en cuenta qué coberturas nos ofrecen nuestros seguros.

Photo by Todd Trapani on Unsplash

En el hogar
– Cuando cocinamos para mucha gente, para familiares y visitas, y nos queremos lucir, es muy probable que probemos platos nuevos a los que no estamos acostumbrados y sobre todo, que hagamos grandes cantidades. No sería la primera vez que una olla llena de caldo o un bandeja con una buena pieza de carne asada se nos resbala y cae sobre la vitrocerámica. No hay problema: las roturas del cristal de las vitrocerámicas suelen quedar cubiertas por el seguro de hogar.
-Las subidas y bajadas de tensión, cortes de luz que causen daños en electrodomésticos y otros aparatos electrónicos también acostumbran a quedar cubiertos por los seguros de hogar.
-Es más: si tienes el congelador lleno de comida en previsión de los festines navideños y por un corte de luz se echa a perder, el seguro te cubre el valor de lo que tenías comprado hasta cierto límite, que figura en póliza. Aprovecha para revisar estas garantías y asegurarte de cuales son las coberturas de tu seguro.

En la carretera
En Navidad viajamos más, ya sea para visitar a la familia lejana, para volver a casa o simplemente porque nos apetece tomarnos unas vacaciones de nuestra ajetreada vida diaria. Es importante tener en cuenta y prevenir ciertos detalles que nos ayudarán
– Te recordamos cómo rellenar un parte. Es muy habitual que con los nervios, los viajes a sitios que no conocemos o a los que hace mucho tiempo que no vamos o la cantidad de vehículos en movimiento haya más percances, así que nunca está de mas repasar las bases para rellenar correctamente un parte y asegurarse de que llevas al menos una o dos hojas de parte en la guantera.
-Si estás de vacaciones fuera de tu domicilio habitual y sufres el robo de las maletas de dentro del maletero del coche, no te preocupes: en seguro de auto te indemnizará hasta cierta cantidad para que puedas sustituir los objetos robados.
-Ten a mano los teléfonos de asistencia en carretera de tu compañía de seguros y recuerda que, aunque estés en el extranjero, también puedes llamar a un teléfono específico para que una grúa te lleve al taller más cercano y no tengas que preocuparte de nada más.

En la calle
En Navidad también solemos pasar más tiempo en la calle, en zonas que no solemos frecuentar. El centro, lleno de tiendas, de luces y música, de puestos de comida y espumillón y figuritas para el belén. Es normal que con la cantidad de gente que hay por la calle los carteristas aprovechen para llevarse lo que no les pertenece.

Lamentablemente, si alguien te roba la cartera o el móvil sin que te des ni cuenta, aprovechando las aglomeraciones o un despiste por estar pendiente de todo lo que hay alrededor, no te va a quedar cubierto por el seguro. Es la diferencia entre robo, que es llevarse algo de otra persona con intimidación o violencia (tirones, empujones), y hurto, que es sustraerle algo a otra persona sin que se entere.
Lo que si que queda cubierto en caso de hurto es la sustitución de la cerradura en caso de que el ladrón se haya llevado una copia de las llaves y algún documento en el que conste la dirección del domicilio al que pertenecen. Así por lo menos te aseguras de que nadie pueda entrar en tu casa.